20 may. 2008

La Niebla.

Buena Luna criaturas!

Después de varios días y sintiendo saltarme varios estrenos esperados, hoy he podido ver "TheMist" o "La Niebla" como se titulara aquí la película del veterano Frank Darabont basada en la novela de Stephen King.

Todo parece tranquilo en una pequeña localidad de estados Unidos, hasta que un extraña tormenta estalla en el lago. Después de varios destrozos, se empieza a extender desde las montañas una extraña niebla que lo cubre todo. David, padre de familiar ejemplar, va con su hijo al supermercado para abastecerse antes de que se acaben las provisiones, pero no sabe que algo se esconde dentro de esa niebla espesa...
Mientras el supermercado esta lleno de gente haciendo compras, alguien entra avisando de los horrores que se esconden en le interior de la funesta niebla. Fin de los días, juicio final, proyectos militares, desastres naturales, nadie esta preparado para lo que surge de la niebla, ni para el dramático final que todos han de padecer.

Una vez mas hay que sacarse el sombrero, o destaparse la tapa de los sesos, ante la retorcida, sanguinaria, critica y terrorífica historia que nos brinda el señor King con regusto ochentero y bichos a "gogo". Desde luego las situaciones están algo trilladas, pero el sabe darle esa vuelta de tuerca retorcida y macabra que ha hecho que millones de sus historias sean leídas en todo el mundo.
De la película en sí, poco a destacar en lo que a técnica e interpretación se refiere, con estética de telefilm de mediodía y un buen puñado de secundarios actuando en le supermercado y muriendo a trote y moche, las imágenes no hacen mas que transmitir la buena historia de Stephen King y que el propio director ha adaptado para la gran pantalla.
He de reconocer que tengo una debilidad especial por todas aquellas historias en las que el orden establecido se pone en tela de juicio y destapa la Caja de Pandora de nuestros instintos mas básicos, intentando aprovecharnos de los demás, manipulándolos y como un cualquiera toma los mandos de una situación insostenible convirtiéndose en un líder que no sabe que hacer, ni porque todo el mundo lo sigue.
En estos momentos donde la economía no va bien, los desastres naturales nos acechan y la inmundicia del carácter humano aparece en cada rincón del mundo, va bien que la ficción nos recuerdo que no somos mas que un pequeño paso de la evolución y que somos mucho mas frágiles que cualquier otra criatura extinta ya de la faz de la Tierra.

Mi nota: 8, desde luego no me gustaría estar en las pesadillas del retorcido señor King.

No hay comentarios:

Publicar un comentario