Buena Luna Criaturas!

Después de varios días desaparecidos como consecuencia de las congestiones estomacales secundarias a las comilonas navideñas, volvemos a estar por aquí y hemos empezado fuerte! Después de mucho esperar y de un intento fallido de visionado en el Festival de Sitges del año pasado, ha llegado a las carteleras españolas "Repo! The Genetic Opera", la que desde que se supo de su concepción ha venido a ser llamada película de culto por los entendidos en el género.

SINOPSIS: En pleno siglo XXI, una epidemia que causa fallos orgánicos está devastando el planeta causando millones de muertos. GeneCo, una empresa biotecnológica, ofrece financiación para las operaciones de cirugía más avanzadas con absoluta disponibilidad de órganos. Pero si los agraciados con esta medida no son capaces de hacer frente a los pagos, GeneCo se reserva el derecho de recuperar los órganos a cualquier precio, aunque éste sea la muerte.

He de iniciar el comentario de esta película diciendo que soy fan incondicional de "The rocky horror picture show" y como desde que se empezó a hablar de Repo! se la ha comparado muchas veces, no tanto en el film en sí, sino en el movimiento de fans y por convertirse en una obra de culto como ha sucedido con The Rocky, mi predisposición para el visionado era francamente buena.

El director es el archiconocido por su trilogía de Saw II,III y IV, Darren Lynn Bousman que en 2006 ya rodó un cortometraje sobre la micro opera de 10 minutos en la que se basa Repo!
La idea original surgió de la colaboración de Darren Smith y Terrance Zdunich (que también aparece como actor), que sobre 1999 estrenaron en un formato original de ellos, las operas de 10 minutos, "The Necro-Merchants Debt" una obra que dejó muy buen sabor entre el público americano y que dió pie a su forma mas amplia en "Repo! The Genetic Opera" en su forma teatral. Después de una muy buena acogida del público y tras su llegada a la gran manzana, da el salto a la gran pantalla.

Los tres mosqueteros, junto con todo el equipo de estilismo, fotografía, maquillaje y demás, han conseguido crear un futuro neo-gótico con tintes rock y un formato operístico en toda regla, que como mínimo impresiona. Siendo el director quien es, no es de extrañar que las vísceras, sangre y amputaciones mas que evidentes, surjan de entre las canciones como bonito confeti en las fiestas infantiles.

La estética es rompedora y desde luego, a pesar de las pocas salas donde se proyecta y la baja asistencia de público, creará una saga de fans incondicionales bien guiados por la campaña de marqueting de la que se ocupan los responsables del film. Que se convierta en una película de culto no quiere decir que tenga una calidad escandalosa y sea una obra maestra, pero si es cierto que muestra algo nuevo en el panorama cinematográfico actual y con una estética tan atrayente, las legiones de adolescentes con uñas negras y una exagerada sombra de ojos van a ser tremendas.

Entrando a analizar mas a fondo lo que es la película en sí, puedo decir que ha habido momentos en los que la comparsa y las coreografías grupales me han recordado gratamente el montaje cabaretero que pudimos ver el "Moulin Rouge" de Baz Luhrmann y que dan una sensación de grandiosidad y de espectáculo impresionante. Eso sí, al igual que se puede decir que en "Moulin Rouge" la voces de los actores sorprendieron gratamente, a mi no me ha sucedido lo mismo aquí. Si es cierto que los protagonistas, el dr Nathan Wallace y su hija Shilo, dan la talla y sus voces se integran bien dentro del mundo futurista neo-gótico con las canciones rock, punk y góticas que se alternan, peor dejan el listón las voces, o al menos el uso que hacen de ellas, toda la familia Largo en general.

El argumento, otro punto que al igual que pasa en "The Rocky horror picture show" queda en segundo plano ante la estética rompedora y las coreografías musicales, parece algo endeble en Repo!
Si se hubiese cuidado la trama y el desarrollo de los personajes de la misma forma que se ha cuidado la estética de la película, estaríamos sin duda ante un hito del cine de todos los tiempos, pero la historia queda relegada a un segundo plano, apareciendo coja en muchos momentos, insustancial y con vueltas de tuerca tan simplonas que desmerecen todo el resto de trabajo realizado.

Un especial apartado merece el montaje, que dándonos unos cortes tremebundos en un par de ocasiones, hace que la libido cinéfila se deshinche rápidamente y no se mantenga el ritmo durante la totalidad de la proyección. También le hace un flaco favor al intento de transformar en opera la película, desvinculando el ritmo de las interpretaciones. Sin duda un gran trabajo...

Para terminar, hay que destacar la aparición de la... ¿estrella mediática? Paris Hilton, que cumple a la perfección con su papel de hija mimada y atontada de un rico magnate.

Desde luego creo que es una película de imprescindible visionado para todo aquel que busque nuevos horizontes en el cine actual, pero que no quiere decir, ni mucho menos, que le vaya a gustar, o si, o no, o ¡que se yo!

VALORACIÓN: