17 sept. 2011

SUPER 8.

Buena Luna Criaturas.

Espero que nadie se haya decepcionado con el ritmo de publicación de post's, pero como ya os comenté las cosas no pueden ser como antes...

Pero dejemos las explicaciones y vamos al ajo. Hace casi dos semanas que vi "SUPER 8", lo que ha venido a ser llamado el resurgir del cine ochentero de la mano de uno de de los creadores de la famosisima "LOST" entre otras series de TV, J.J. Abrams. Como aval de garantía ha contado con la producción de Steven Spielberg, guru del cine fantástico y familiar.

La verdad es que normalmente no suelo leer, ni ver ningún comentario referente a la película que voy a ver para así no estar decantado hacia ninguna opinión. Pero ciertamente en este caso fue muy difícil, debido a la comunicación masiva que se ha hecho en los medios. Pese a todo mi disposición era buena.

Una de las cosas que mas me gustó, de entrada, es ese aire retro del cartel de la propia película y la inclusión de actores infantiles poco conocidos en los papeles centrales.

SINOPSIS:
Año 1979, en un pequeño pueblo de Ohio. Joe Lamb (Joel Courtney) es un muchacho que ha perdido a su madre en un accidente y que vive con su padre policía (Kyle Chandler). Comenzado el verano, y mientras rueda una película de zombis en Super 8 con sus amigos -y sobre todo con la bella Alice Dainard (Elle Fanning), Joe observa cómo una camioneta se estrella contra un tren de mercancías, provocando su descarrilamiento y un terrible accidente. A partir de ese momento cosas extrañas e inexplicables comienzan a suceder en el pueblo...

La cosa empezaba bien, buen ambiente, buena estética y unos chavales rodando una película de zombis de bajo presupuesto, ¿que mas se puede pedir para iniciar una aventura?

Para los de mi generación, nacidos en plena gloria del cine familiar y de aventuras de la maquinaria Hollywodiense, cualquier intento de recuperación de aquel cine que nos hizo volar con ET, buscar tesoros con los GOONIES o adentrarnos en las mas funestas selvas buscando templos perdidos con Indy es una chispa de esperanza entre tanto cine de sangre y fuego o cuerpos perfectos. Creo que uno de los puntos fuertes de aquellas películas era su imperfección, no tanto a nivel técnico, ya que se hacia lo que se podía, sino a nivel de los personajes e historias.

Pero volviendo a SUPER 8, he de decir que independientemente del guión, que  me parece bien llevado y muy en la linea de lo que se quiere conseguir que es recordarnos el cine de aventuras familiar, a mi me rechinó un poco el esfuerzo de hacerlo todo tan "vintage". Es decir, esta claro que una película ambientada en los setenta, tiene que tener cosas de los setenta, pero compadezco al pobre productor que haya tenido que conseguir tantos "gadgets" y me parece un poco excesivo el uso y los planos que se hacen sobre todos ellos. Esto unido a un exceso de metraje en la escena de la explosión del tren, en la que parece que nunca va a parar de explotar, son los dos puntos flojos a destacar.

A pesar de lo anterior, te diviertes muchísimo, el grupo de "chavales" es el mismo de toda la vida, con los roles esperados para cada uno de ellos, historias de amor juvenil, valor, arrojo y momentos divertidos hacen que lo pases bien en todo momento. Si que puedo decir que, aunque con la distancia que me da la edad, volví a sentirme identificado con algunos de los momentos de la película, metiéndome en el papel del joven del grupo con el que mas identificado me sentía, pero he de reconocer que fueron momentos excepcionales.

No me gusta desvelar nada del argumento para aquellos que no la hayáis visto, pero he de recomendaros que os quedéis hasta el final de la proyección, pese a que entren en la sala a recoger las cajas de palomitas, y podréis disfrutar de un corto nada desdeñable.



Lo mejor: La vuelta a un cine entretenido, sin mas aspiraciones.
Lo peor: Lo forzado de crear un ambiente retro en ciertos momentos.

1 comentario:

  1. Castaña de las guapas. Se deja ver pero la trama no se descifra totalmente. Al menos yo

    ResponderEliminar