Buenos días amigos!

Aquí sigo convaleciente después de pasarme noches enteras persiguiendo demonios y monstruos de todo tipo...al final han acabado con mi espalda..tiene gracia una cazadora como yo y de baja por la espalda...malditos bichos!! Tengo mucho tiempo para dedicarme a escribir unas lineas sobre la última película que he ido a ver, se trata de "El curioso caso de Benjamin Button" una historia sobre el tiempo, el afecto, la humanidad y la fragilidad del cuerpo.

SINOPSIS:

“Nací en circunstancias inusuales”.

Así comienza “El Curioso Caso de Benjamin Button”, una adaptación de la historia de los años 20 del siglo pasado escrita por F. Scott Fitzgerald y que trata de un hombre que nace con ochenta años y va rejuveneciendo con el tiempo: un hombre que, como cualquiera de nosotros, no puede parar el tiempo. Desde la Nueva Orleans de finales de la I Guerra Mundial hasta el siglo XXI, en un viaje tan inusual como la vida de cualquier hombre, esta película cuenta la gran historia de un hombre no tan ordinario y la gente que va conociendo por el camino, los amores que encuentra y que pierde, las alegrías de la vida y la tristeza de la muerte, y que perduran más allá del tiempo.

OPINIÓN:
Un argumento original y atractivo. La idea de nacer viejo y a medida que vas creciendo tu cuerpo rejuvenece a la vez que tu mente se llena de experiencia, pudiendo utilizarla como colchón para crear una vida desde la madurez intelectual y la juventud corporal me atrae muchísimo. Así que me acurruqué en la butaca con mi coca-cola extra gigante y un bol de humeantes palomitas dispuesta a dejarme seducir por la gran pantalla.
Empieza la película
con una historia tierna capaz de arrancar una lagrimita del espectador, una metáfora sobre la crueldad del tiempo , no me decepciona. Taraji P. Henson madre adoptiva de Benjamin, una mujer bondadosa casi antinatural se encarga de criar a un niño-anciano que produce rechazo instantáneo al mirarlo , pero que en ella despierta una enorme ternura.

Hasta la mitad de la película no esta nada mal, las reflexiones del personaje principal sobre la vida y la muerte , el transcurrir de los días lento y armonioso de un hogar de ancianos hacen creíble la película (impresionante el trabajo de Greg Cannom en el maquillaje, tengo que decir que ya es un veterano, mirar la trayectoria porque es alucinante!), transcurre la historia y muy a mi pesar desciende vertiginosamente mi interés a medida que Benjamin rejuvenece. Brat Pit anciano lo hace estupendamente, después aparecen aquellas imágenes, para mi, horrendas donde Pit posa como seductor, me aborrecen.
Quizás la historia me hubiera sobrecogido más si los personajes no tuvieran unas vidas tan extraordinarias...aunque por otro lado es refrescante ficción, te puedes permitir el lujo de exagerar ¿no?
Hablemos del amor, un amor perpetuo y indestructible propio de princesas y cuentos de hadas, donde la protagonista Cate Blanchett interpreta bastante bien su evolución personal, reflejando los diferentes puntos de vista según la madurez del personaje, no esta nada mal.

En definitiva, acabe la película con mi bol completamente vacío y mi coca-cola medio llena (demasiado grande) y con una sensación de haber pasado un buen rato pero sin más pretensiones, no está mal pero me esperaba más intensidad en el argumento, más desarrollo de los personajes y no tanto primer plano de los guapísimos protagonistas.

VALORACIÓN: