Buena Luna criaturas!

De nuevo estamos por aquí. La verdad es que estoy bastante colgado de tiempo y mis posts se distancian en el tiempo sin que nada lo pueda remediar, pido humildemente disculpas y prometo aplicarme mas.

Hace ya unas semanas que se estreno y aunque creo que podíamos pasar sin comentarla, he decidido darle un post a la película "Llamada perdida". Nuevo remake de cine asiático, en este caso japones, que la maquinaria americana pone en manos de un novato director (Eric Valette), con el fin de se supone asustarnos con una historia que ha funcionado bien cuando quien lo hacia tenia los ojos rasgados. Con varios actores de esos que no sabes si te suenan de secundarios de otras pelis o simplemente de los telefilms de mediodía que dan los fines de semana para dormir la siesta (bendita costumbre española), la película discurre entre la sombra, los móviles con músicas infantiles y tíos que miran a los protagonistas con caras raras justo cunado van a morir.


La película en sí trata de como Beth Raymond (Shannyn Sossamon) es una estudiante, cuyos amigos comienzan a recibir mensajes por el teléfono móvil mostrándoles la muerte que tendrán en un futuro cercano. Intrincado con la muerte de una madre maltratadora en el hospital donde cuidaba de su hija y donde parece residir el mal, cuando ella recibe un mensaje, dispondrá de tres días para librarse de la muerte. El detective Jack Andrews (Edward Burns) tratará de ayudarla.

De nuevo estamos ante una mala adaptación del cine de terror japones adaptándolo para los gustos americanos. Me parece ser excesivamente reiterativo ultimamente, pero Dios santo! que daño ha hecho la huelga de guionistas, espero que los proyectos que se estarán fraguando en si desde que llegaron a un acuerdo nos llegaran en breve y dejaremos de pagar por ver bodrios que no nos aportan nada nuevo. La película no tiene nada de especial, muertes sustosas 3 días después de recibir una llamada perdida y un mensaje de voz en el que salen las ultimas palabras del próximo finado. Después chica maja conoce a poli duro y majete, hay química y se ayudan mutuamente para solucionar el "misterio" y evitar la muerte de la tia guaperas de turno, final semisorprendente con ayudas espirituales y niñas con muy mala leche incluso después de muertas. Poco que decir la verdad, no pasará a los anales del cine de terror ni por asomo, pero se puede ver.

Mi nota: 5 raspao, mas que "Llamada perdida", tendría que ser tiempo perdido.