Hola Criaturas.

Momentos emocionantes se están sucediendo en este inicio de verano y si todo sale como esperamos habrán, no se si grandes pero si buenas, sorpresas de cara al próximo curso lectivo. Pero todo eso ya lo iréis viendo mas adelante, de momento vamos a lo que vamos y eso es (si el Almirante no vuelve a deleitarnos con alguna recomendación literaria) una nueva película que llega a los cines este viernes (aquí en España) "Hankcock". A priori parece otra mas de superheroes, pero cuando Will Smith aparece en la pantalla, a parte de convertir en oro todo lo que toca, implica una dosis extra de humor y cercanía que son el atractivo principal de este Rey de Bel Air.

SINOPSIS:
Un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Todo el mundo lo sabe. Todo el mundo, menos Hancock. Insatisfecho, atormentado, sarcástico e incomprendido, las acciones heroicas y bienintencionadas de Hancock cumplen su objetivo y salvan muchas vidas, pero siempre provocan unos tremendos desaguisados. La población ya no puede más y, aunque está agradecida de tener a su héroe local, los buenos ciudadanos de Los Ángeles se preguntan "qué es lo que han hecho para merecer a este tipo". Hancock no es alguien al que le importe lo que piense la gente, hasta el día en que salva la vida de Ray Embrey , alto ejecutivo de una empresa de relaciones públicas. Y es entonces cuando el impopular superhéroe se da cuenta de que, al fin y al cabo, tiene un lado vulnerable y un vacío desconcertante que se vuelve casualmente punzante cuando esta con Ray y su familia.

La película ha sido dirigida por Peter Berg, director entre otras de "Very Bad Things" y "Friday night lights" y tiene como protagonistas principales al Midas de la pantalla Will Smith (Hancock); Charlize Theron (Mary Embrey) y a Jason Bateman (Ray Embrey). Con las caras conocidas que nos vende el cartel, la sonrisa fácil de Will, la belleza de Charlize y el trailer desenfadado de un superheroe desfasado y cachondo, todo nos predispone a ver algo mas en la linea de "Algo pasa con Mary" que lo que realmente muestra la película.

Con un comienzo divertido donde se nos muestra un superhombre adicto a la bebida y con serios problemas para aterrizar y medir sus fuerzas, la película poco a poco cambia de cariz tomando un poco la vertiente personal de un ser desgraciado y solitario odiado por todos y querido por nadie, que sin saber muy bien porque posee un don que le viene grande. Con una buena conjugación entre puntos de humor, acción, amor y desarrollo del heroe Hancock en una especie de catarsis carcelaria, el director han sabido mostrar que aun se puede hacer algo mas con las películas de superheroes y que con un buen guión y algo de habilidad puedes sorprender minimamente con un genero tan trillado. No se puede decir que las interpretaciones sean de Oscar, ni que la pelicula nos sorprenda con giros inesperados (aunque algunas sorpresas si que hay...), pero en verano todos somos mas receptivos a peliculas desengrasantes y divertidas y que si tienen un punto de novedad, mejor que mejor.
Por cierto como cameo especial fijaos en el niño francés repelente que maltrata al hijo de los Embrey, ahora ponedle una careta de monstruo y un cuchillo de treinta centímetros y.... voilà! asesino en serie, jejeje.

Mi nota: 6,5. Por favor que lo dejen como esta y no metan la pata con un Hancock 2.