Buena Luna Criaturas!

Se que tengo esto bastante desatendido, pero entre las ocupaciones mundanas y los pocos incentivos cinéfilos que hay en la cartelera, la pereza se enreda entre mis dedos y no deja que teclee como tendría que hacerlo. Mil disculpas reiteradas.

Con propósito de enmienda y sin que la saga del famosos asesino "tramposo" me llame en absoluto la atención, me encomendé a Sta. Rita y fui a ver alegremente la quinta parte de la saga de SAW, usease: "SAW V".
Se que esta saga tiene muchísimos fans entre los seguidores del genero de... terror? en fin, se a ciencia cierta que cuando acabe este post me habré ganado a pulso muchos enemigos y habremos perdido como blog algunos lectores, pero que le vamos a hacer... No hay que ser un lumbreras para darse cuenta que una saga que va por su quinta entrega poco tiene que ofrecer.

La saga de SAW se inció en 2004 siendo un verdadero éxito y aportando algo nuevo al genero de terror. Con reminiscencias de "Seven" y otras películas de psicópatas-sociópatas que se justifican en la maldad de la sociedad para realizar sus actos bárbaros, esta aportaba un diseño de las formas de matar a sus víctimas realmente elaborado, todo unido a una atmósfera claustrofóbica y angustiante que hizo las delicias de todos nosotros. Después de cuatro entregas mas, mas o menos ligadas argumentalmente, el maestro de las pruebas-trampa JigSaw vuelve a dar una vuelta de tuerca mas, creando un buen puñado de situaciones extremas donde pone a prueba a sus victimas.

SINOPSIS:
Hoffman (Costas Mandylor) es la última persona viva para heredar el legado de Jigsaw (Tobin Bell). Pero cuando su secreto se ve amenazado, Hoffman debe iniciar la caza para eliminar todos los cabos sueltos.

A diferencia de las tres películas anteriores, esta vez no se ha encargado de su dirección DarrenLynn Bousmann, si no que ha sido David Hackl, el diseñador de producción de Saw II, Saw III y Saw IV. Del reparto poco que decir, a parte de aparecer los personajes supervivientes de la secuela anterior, hay mas y mas carnaza para el disfrute de disección del macabro y su aprendiz, entre ellos podríamos destacar a Tobin Bell, Alexa Vega, Scott Patterson, Costas Mandylor, Mark Rolston, Julie Benz, Meagan Good.

A nivel técnico aporta poco mas, por no decir menos o mucho menos, que sus capítulos anteriores y a parte de consevar el muñecajo y la atmósfera oscura y embrutecida de los lugares donde se realizan las sesiones de despiece, no nos sorprende con grandes ideas.

Si algo hay que decir del guión es que es enrevesado y nada adictivo, con continuos saltos adelante y atrás para justificar partes que quedaron por ligar en películas anteriores y que ahora intentan explicarnos. Muertes con una justificación absurda, como absurdas son las reacciones de los personajes que las sufren, haciendo mas parecido el argumento de esta entrega de SAW a una de las ultimas partes de la saga "Viernes 13" o "Halloween" que no al espíritu original e innovador de la primera parte.

En definitiva, una buena sesión de cortes, vísceras y huesos rotos en un ambiente conocido, con un argumento absurdo e insulso que aunque pudiera parecer que haría las delicias de los grandes amantes del Gore, no es así al intentar guardar ese instinto de seriedad para que parezca un "buena" película y evitando el humor desmedido tan unido al mundo de la chicha mas cutre. Un buen golpe de efecto de los productores para hacer caja antes de navidad y comprarse unos buenos coches para aparcar en sus mansiones holibudienses.
VALORACIÓN: