17 oct. 2009

LA HUÉRFANA.

Buena Luna.

Es cierto que debido al maratoniano esfuerzo que necesitaba el pasado Festival de Sitges, he mantenido algo desatendida la sección dedicada a los estrenos de cine de CRIATURAS DE LA NOCHE, pero todo acaba y todo vuelve y ya vuelvo a estar pendiente de todo lo que se estrena en España.

Esta semana a parte de la, a mi entender, magnífica "Carriers" de la que ya colgamos el post hace un tiempo, se ha estrenado otra película de origen americano, pero con director de Barcelona como pasaba con los hermanos Pastor directores de "Carriers". Esta vez se trata de "Orphan" o "La Huérfana" como se ha titulado en nuestro país.

SINOPSIS:

Cuando Kate (Vera Farmiga) y John Coleman (Peter Sarsgaard) pierden al bebé que estaban esperando, todo se derrumba a su alrededor. Su matrimonio se tambalea y la mente de Kate se llena de pesadillas, miedos y temores. Para intentar recuperar la normalidad, la pareja se dirige a un orfanato local con la intención de adoptar a un niño. Allí se sienten enigmáticamente atraídos por una niña de rostro angelical llamada Esther (Isabelle Fuhrman). Pero las cosas se tuercen tras la llegada de la muchacha a la casa de los Coleman, donde empiezan a ocurrir cosas extrañas. Cuando Kate empieza a darse cuenta de que Esther esconde un terrible secreto, intentará descubrir qué es, pero quizá sea demasiado tarde...

Película del reconocido director barcelonés Jaume Collet-Serra, este es su tercer largo desde que se inició en el mundo del terror con la efectiva y polémica "La casa de cera". Esta vez se ha acogido a la moda reciente de personalizar el terror en los mas pequeños y ha dotado de un retorcimiento inaudito una historia que a priori, podría parecer la típica película de terror al uso.

Lo cierto es que la película se inicia de una forma pausada y coherente en la linea mas tradicional del terror psicópata encarnado en la figura maligna de una pequeña desvalida, que ya hemos podido ver en otros momentos del cine como "El buen hijo". Lo realmente sorprendente viene hacia los últimos cuarenta y cinco últimos minutos, donde un giro inesperado, unido a una aversión alimentada contra la repipi huerfanita, hacen que un sonrisa atónita curve tus labios. Este giro totalmente biológico y hormonal, hacen coherente una historia trillada y la renuevan reinventando algo que parecía completamente agotado.

Con un papel magistralmente odioso encarnado en la pequeña actriz Isabelle Fuhrman, que aunque a su corta edad ya ha hecho pinitos en esto del cine, esta es la primera vez que actúa delante de las cámaras, demuestra que lo lleva en las venas. Muy destacable también la metamorfosis genial en el punto álgido de la trama, donde se ha de felicitar tanto a los maquilladores que la caracterizaron como a ella misma por el repentino cambio de registro.

A nivel técnico y visual, se mantiene esa calidad que ha demostrado el director tanto en sus trabajos de cine, como de vídeos musicales. Un buen tratamiento visual, de fotografía e iluminación, cuadran con esta nueva película, no tanto porque sea una obra maestra, sino porque en lugar de decepcionar, sorprende.

VALORACIÓN:

Lo mejor: El giro argumental.

Lo peor:
Algunos momentos irreales en las disputas violentas padres-hija.

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar