Buena Luna Criaturas.

Después de unos cuantos días de absentismo por mi parte, cediendo protagonismo a la sección escrita, volvemos a la carga con el cine que nos viene de nuevo en este año 2010 que empezamos. Esta semana se estrena "Hierro", una de las películas que mas gratamente me sorprendieron el año pasado en Sitges y que aprovechando que ya la he podido ver, os comento tal y como lo hice tras verla en el Festival.

"Después de ver en la alfombra roja de entrada al Auditori a una espléndida, aunque delgada en extremo Elena Anaya, acompañada por el director Gabe Ibáñez y el guionista Javier Gullón, hemos podido disfrutar de dos al precio de uno.

Para empezar hemos podido ver "Alma", un cortometraje incluido en la sección Anima't Curts y que se estrenó en la inauguración. Siendo el primer cortometraje de Rodrigo Blaas, animador en Pixar, es un cuento siniestro que reúne entre su equipo creativo y técnico a un auténtico dream team de la animación contemporánea y eso se nota tanto en el guión, como en la imagen, genial aperitivo para lo que se avecinaba.

Para continuar y después de una presentación del trío que ha desfilado por la alfombra roja, nos adentramos en "Hierro", el primer largo del director Gabe Ibáñez, que es conocido por su trabajo como creador de efectos especiales, colaborando en películas como "El día de la bestia (95)" de Alex de la Iglesia.

SINOPSIS: En plenas vacaciones en El Hierro, Diego, un niño de cinco años, desaparece. Seis meses después, su madre, María, recibe una llamada: han encontrado el cuerpo de su hijo y debe regresar a la isla. En el paisaje rocoso canario, María comenzará a sospechar que Diego sigue vivo.

Lo primero que impacta de la película es la suavidad de imagen, una fotografía personal muy bien cuidada, que unido a unas localizaciones extraordinarias y un casi perfecto trabajo de cámara, hacen que la potencia visual y técnica de "Hierro" sea terriblemente especial y encantadoramente bella.

Con una tensión suavemente creciente, aunque no carente de intensidad, se nos lleva de la mano de la madre de Diego, una extraordinaria Elena Anaya, que sabe transmitir a la perfección sin aspavientos desmedidos, una desesperación brillante por la desaparición de su hijo. Todo ello aderezado por unos compañeros de reparto que cumplen a la perfección con su papel oscurantista y que te llevan de un supuesto final a otro a lo largo de toda la película.

Un guión bien hilado y extrañamente coherente para lo que estamos acostumbrados, hace destacar a un equipo que ha tenido la experiencia de participar en los últimos éxitos del cine de terror español. En momentos terriblemente tensa y con una dirección genial que, a mi entender, hacen descubrir a nuestro propio M. Night Shyamalan, encarando en un humilde Gabe Ibañez que nada tiene que envidiar al famoso director de Hollywood.

Como colofón y para tenerla que ver otro par de veces, el equipo ha incluido en los decorados de las escenas muchos guiños animados, que pasan prácticamente desapercibidos, pero que crean una sensación de desasosiego tremendamente agradable, dando un punto muy original y trabajado a una parte de la película que, si bien puede pasar inadvertida, suma en la atmósfera de tensión del gran thriller que han creado.

Estéticamente bella, perfectamente interpretada, técnicamente sobresaliente, parece sin duda la película española del año."

Espero que podais disfrutar de esta buena película, de la que poca promoción se esta haciendo y que mucho me temo que pasará tristemente desapercibida por nuestras salas de cine.



Lo mejor: El final y la interpretación de la protagonista.

Lo peor: O menos bueno, la manía de los directores de utilizar un flash back educativo para hacernos entender sus finales.