Buena Luna.

Aunque con retraso y debido a la falta de tiempo, se nos hace realmente difícil seguir todos los estrenos cinematográficos de la cartelera española, este mes había una cita ineludible y al fin hemos podido encontrar tiempo para ver la última obra de Tim Burton: "Alicia en el país de las Maravillas".

SINOPSIS:
Alicia (Mia Wasikowska), una joven de 19 años, asiste a una fiesta en una mansión victoriana, donde descubre que está a punto de recibir una propuesta de matrimonio frente a un montón de gente estirada de la alta sociedad. Alicia entonces se escapa, corriendo tras un conejo blanco, entra a un agujero tras él... y acaba en el país de las Maravillas, un lugar que visitó hace 10 años, pero el cual no recuerda. El país de las Maravillas era un reino pacífico hasta que la Reina Roja (Helena Bonham Carter) derrocó a su hermana, la Reina Blanca (Anne Hathaway). Las criaturas del país de las maravillas, listos para la revuelta, esperan que Alicia les ayude, y éstas a su vez le ayudarán a recordar su primera visita al mágico reino... Basada en el popular libro de Lewis Carroll, ambientada diez años después de los eventos contados en el mismo.

Los que ya tenemos una edad y siempre nos ha gustado el cine fantástico, hemos podido seguir la trayectoria del visionario director, creador, dibujante y trendie Tim Burton. Desde su "Melancólica muerte del niño Ostra" hasta este post remake de la obra de Lewis Carroll, ha pasado mucho tiempo y cosas buenas, muy buenas y no tan buenas, en su currículo profesional. Es cierto que entre su filmografia hay verdaderas joyas como "Bitelchus", "Eduardo manostijeras", "Sleepy Hollow" y "Big Fish" (mi preferida de las del bueno de Tim), pero también hay fiascos colosales como "El Planeta de los Simios". La duda era a cual de las dos anteriores categorías iba a pertenecer esta arriesgada adaptación.

Tuve la oportunidad de ver la película en 3D y como apunte a parte de la valoración de la película en sí, transmitiros mis dudas sobre lo beneficiosa de esta técnica como salvadora de las salas de cine y muchas mas sobre los beneficios que ofrece a los films a los que se aplica. En este caso a diferencia de la aclamada "Avatar", el 3D no fue captado en el rodaje con las cámaras especiales, sino que se ha realizado en postproducción de forma completa. El resultado 3D en "Alicia" de Tim Burton no difiere mucho de otros 3D's que he podido ver, magnífico en los planos estáticos y travellings, pero crea una sensación de "saltos" en las escenas rápidas, que hace que el intento de inmersión en la realidad de la  película se desvanezca por completo.

Entrando en lo que al film se refiere, decir que esta muy bien tratado el argumento del retorno de una Alicia adolescente a un país de las Maravillas que para ella solo es un recuerdo. Buena vuelta de tuerca de los personajes de toda la vida, cosa que por otro lado se le da muy bien a Tim Burton, adaptándolos a su universo oscurantista, raro y semigótico que le dan su seña de identidad.

En el reparto vuelve a contar con su mujer Helena Bonham Carter y su amigo Jhony Deep , manteniéndolos como apuesta segura de calidad y actores fetiches que tan bien le funcionan y han funcionado. La lástima es que la potencia de los personajes secundarios, se coma en parte a una Alicia protagonista que se desvanece a momentos entre las maravillas del país de las Maravillas.

Banda sonora en la linea de sus películas a cargo del habitual Danny Elfman, con acordes y soniquetes característicos, que cerrando los ojos te llevan por todo el universo de mundos oscuros creados por el director.

Bella, explosiva y cautivadora a nivel estético, siendo una de las películas de Burton menos oscura (a pesar de la perdida de luminosidad por el efecto polarizador de las gafas 3D), pero manteniendo toda esa magia de languida y oscura tristeza de "Pesadilla antes de Navidad", hacen que un proyecto tan arriesgado como este haya llegado como mínimo al nivel de calidad exigido para un director como éste.



Lo mejor: La estética en la linea del maestro.

Lo peor: Lo flojo del personaje principal.