Buena Luna Criaturillas,

Aprovecho esta entrada para agradeceros a todos la lectura de nuestros post's.
Esta entrada esta dedicada al la película "1408", basada en una historia del escritor malsano Stephen King. Con Jhon Cusack como protagonista hegemónico y la aparición meramente testimonial como secundario de Samuel L. Jackson, nos llega esta película en la que Mike Enslin pasará por su personal "resplandor" escéptico en la habitación maldita de un arcaico hotel.
El director sueco Mikael Hafström, con películas del género a sus espaldas como "El Fantasma del Lago" (2004) y "Descarrilados" (2006 y que le dio el salto definitivo a Hollywood), nos muestra como de una situación casi normal y de un lugar del que a priori no se tienen fobias adquiridas puede generarse una historia de terror bastante resultona.

Jhon Cusack interpreta de manera tremenda a Mike Enslin, escritor que reniega de la literatura convencional para pasarse al lado oscuro de ésta escribiendo sobre historias de fantasmas. Todo esto viene dado por la muerte de su pequeña hija aquejada de una enfermedad mortal. Tras recorrer todos los Estados Unidos en busca de una verdadera historia de fantasmas y casas encantadas (sin lograrlo), recibe una curiosa postal donde le instan a no entrar en al habitación 1408 del Hotel Dolphin. Nada mejor que te desaconsejen algo como para ir corriendo, no creéis?. A pesar de las advertencias, en momentos casi cómicas, de Samuel L. Jackson (el director del hotel), Mike decide pasar una noche en la habitación 1408 sede de las mas variopintas maneras de morir de la historia de las habitaciones de hotel.
Después de una vorágine de miedos ancestrales, mezclados con recuerdos torturadores y un despliegue de destrozos de mobiliario, dejà vus y viajes en el espacio tiempo, Mike logra su objetivo, descubrir un verdadero lugar endemoniado a costa de su salud mental y con la muerte a la vuelta de un telefono.

Aunque pasará desapercibida por la cartelera y tenga sin duda el rancio regusto de otros relatos de Stephen King, hay que decir que Jhon Cusack hace una muy buena interpretación y la película logra dar miedo sin el exceso de sustos y sangre al que últimamente nos tienen acostumbrados los señores del género.
Mi nota: 6, desde luego nunca mas un radio despertador en la mesita de noche!