4 dic. 2007

El libro del mes de noviembre

Cormac McCarthy
La carretera. Editorial: Mondadori/Grijalbo . 210 págs.
De entre todos los seres tenebrosos que pueblan el vasto universo del terror sin duda me parece que es el caníbal el que me provoca más canguelo. Al resto de monstruos lo que les impulsa hacia lo terrorífico es su naturaleza, se ven obligados por razones de instinto o desviación patológica a descuartizarnos, siguen a pies juntillas un destino prefijado, pero los caníbales no. Los caníbales son esos humanos que, pudiendo escoger entre otras alternativas, deciden comerse a sus vecinos. Quizás entre ellos y nosotros no haya más distancia que la que granjean las circunstancias del momento, todos podríamos ser caníbales. Además para empeorar este panorama resulta que no ha sido necesario crearlos, la historia del hombre anda bien colmada de ejemplos nada edificantes. Y quien sabe si aún los habrá…
Este año 2007 el jurado ha adjudicado el premio Pulitzer, en el apartado de ficción, a la obra La carretera, de Cormac McCarthy. Vengo a recordar en este momento que por este premio han pasado tipos de lo más ilustre, como W. Faulkner, J. Cheever o el mismo P.Roth, así que sobra la sospecha. En La carretera, el terror caníbal se conjuga con el hambre canino de los protagonistas y con otros horrores no menos perversos, que no desvelaré, para crear una obra tensísima que te deja sin aliento desde el mismo inicio. Tras un supuesto holocausto nuclear un padre y su hijo, de los que nunca sabremos sus nombres, recorren, empujando un carrito de supermercado, una carretera norteamericana en dirección sur con la esperanza de hallar un lugar donde vivir libres del acoso de los antedichos horrores.
Cormac McCarthy usa en su última obra un lenguaje despojado de los floreados recursos narrativos que vienen siendo habituales últimamente para, por vía del estilo desnudo y la frase escueta y plana, adentrarnos en un mundo desolado y sin esperanza donde toda moral es una moral de supervivencia y donde el amor filial es un oasis en mitad del desierto de desesperación que rodea y anida en el interior de todos los supervivientes –o de casi todos…-. Terror puro sin aditivos siguiendo la estela de sus anteriores trabajos.
Finalmente, y para animaros a que catéis este perverso destilado, os cuelgo el trailer de la película No es país para viejos, basada en su anterior novela y filmada por los hermanos Cohen, con Bardem haciendo de malo malísimo y que se estrenará en España el 07 de marzo de 2008. ¡Que lo disfrutéis!



1 comentario:

  1. Conocí a Cormac McCarthy con No es País para viejos, y ahora que veo el trailer de la película, tengo que decirlo, en mi opinión desmerece al libro.

    En cuanto a "La carretera" viví desasosegada todo el tiempo que duró la lectura del libro. Me caló un terror cósmico. Me fascinó. Me desoló.

    ResponderEliminar