25 jul. 2009

HORRORES NIPPONES.




"Galerías de Horrores".

Hideshi Hino.

La Cúpula. MANGA TERROR.









Buena Luna.
Como ya dijimos a los amigos que nos siguen a través de Facebook, hemos podido disfrutar de la ultima obra de HIDESHI HINO editada por La Cúpula Manga Terror.

Hideshi, nacido en Manchuria en 1946, pronto se trasladó con su madre a Tokyo, donde el clima de posguerra que se respiraba en Japón marcó profundamente su niñez. Tras ver Seppuku, la película de Masaki Kobayashi, Hino decidió que quería ser director de cine, pero la fascinación que sus compañeros de clase sentían por sus dibujos le llevó a compaginar su carrera como cineasta con la de artista de cómic. Su primer trabajo, Tsumetai Ase (Sudor frío) vio la luz en 1967. Tras publicar en varias revistas y formar parte de diversos colectivos, en 1978 apareció su primera novela gráfica. Su inimitable estilo le ha colocado a la cabeza del manga de terror y ha influenciado a toda la siguiente generación de dibujantes.



El Almirante me descubrió la obra de Hideshi Hino enseñandome "EL NIÑO GUSANO", donde el autor nos revelaba las peripecias del antropófago niño monstruo, esta vez a vuelto a la carga con un cómic sobre historias de terror al mas puro estilo "CREEPSHOW" o "DIMENSIÓN DESCONOCIDA", mostrándonos diferentes historias terroríficas, con el hilo conector de una galería de arte de los horrores y con los colores básicos como hilo narrativo de cada una de las historias.

"En este nuevo libro Hideshi Hino, el maestro del manga de terror, nos deleita y hace estremecer con siete historias identificadas cada una de ellas con un color. Así el negro, es el color de una bandada de temibles cuervos que aterrorizan una ciudad, el azul el de la ciénaga en la cual merodea la muerte, el rojo el de la sangre que rodea el cuerpo mutilado de una mujer, el blanco el de la nieve que aisla a una familia dentro de un coche en medio de la noche en tierra de nadie, gris el color de la estatua que secuestra un alma en el limbo, verde el árbol que crece en el cerebro de un niño y amarillo los chubasqueros de los cadáveres de unos niños pequeños."

Lo cierto es que después de haber leído varios cómics de su obra, he de decir que este me ha decepcionado bastante y aunque la imagen continua siendo muy similar, con dibujos infantiles de perfecta definición y detalle esmerado, que no le impiden mostrar con crudeza situaciones terroríficas, las historias son flojísimas e insulsas, llegando a ser reiterativas en la mayoría de ocasiones.

Puedo decir que esperaba mucho mas de un autor que me encanta y que es el paradigma del cómic de terror japonés por antonomasia y creo que los amigos de La Cúpula, podrían revisar mejor el material que editan aunque sea de un guru del calado de Hideshi san.

No hay comentarios:

Publicar un comentario