3 ene. 2008

Aliens vs Predator 2 (AVPR)

Buena Luna criaturas!

Nuevo año, nuevas películas. Para ser la primera entrada del año vamos de estreno, estas navidades me he colocado las alas de murciélago, me he escapado a EEUU y he podido ver "Aliens vs Predator 2" o "Alien's vs Predator Resurrection" como le dicen por allí. Aquí en España podremos verla a partir del día 11 de enero.

La historia de estas dos criaturillas viene de lejos... de los 70 y 80 nacieron ambas dos siendo unos referentes indiscutibles en el cine de ciencia-ficción y creo que marcando toda una generación de freaks. La saga empieza con "Alien el octavo pasajero" en 1979, donde los tripulantes de la nave Nostromo encuentran una nave perdida en el espacio y se "infectan" del pulpillo alien que después de partir algunas costillas da lugar al Alien propiamente dicho. Del director Ridley Scott y con la participación importantísima de una joven Sigourney Weaber, esta película nos muestra una criatura extraterrestre en la linea de los psicópatas terráqueos pero con una estructura y estética de la que tenemos que dar gracias al caótico artista H.R. Gigger.

Algo mas tarde aparecería "Predator" donde un escuadrón de militares en alguna selva de clima tropical se tienen que enfrentar a un cazador extraterrestre ávido de trofeos humanos para su particular pared. Dirigida en 1987 por Jhon McTiernan y como estrella indiscutible un por aquel entonces menos conocido Arnold Schwarzenegger, fue un nuevo exitazo y un filón para secuelas siempre de inferior calidad.

Después de poneros un poco en situación vamos al ajo. Esta es la segunda parte donde las dos razas de seres extraterrestres entran en contacto y por desgracia para nosotros en esta ocasión acaban llevando sus desavenencias raciales a nuestro planeta, mas concretamente a un pueblecito de Estados Unidos. Después de que la nave en la que los Predators intentaban llevar muestras de las criaturas Aliens se estrella en nuestro planeta debido a que uno de los predators esta infectado por una larva alien, resulta que surge una nueva criatura híbrida, un Predalien, con lo bueno de las dos familias...

Algo floja en la trama y con unos humanos que ejercen únicamente de puchinballs de los seres de otro planeta se desarrolla la película entre cacerías de predators y matanzas indiscriminadas de aliens.
Realmente no creo que nadie esperase gran cosa de esta secuela de otra película que tampoco acabó de cuajar entre los fans de ninguna de las dos criaturas. Pasará sin pena ni gloria por nuestra cartelera, siendo una nueva demostración de efectos especiales y pudiendo cambiar aliens y predators por mutantes, zombies, asesinos en serie o psicópatas y dando el mismo resultado: un baño de sangre sin ton ni son con un final apresurado y facilón.

Mi nota: 5, por recordar los viejos tiempos en los que seres de otras galaxias nos sorprendían y aterraban.

No hay comentarios:

Publicar un comentario