Buena Luna!

Esta claro que esto del Terror es algo muy sui generis y así como hay gente que tiene pánico a los aviones, hay otros que no pueden aguantar las arañas. El Terror no es tanto algo descriptible, como algo que se siente o no se siente y no depende de lo que un crítico u otro indique, sino de lo que realmente vives en la butaca de un cine o en la oscuridad del salón de tu casa...

El terror tiene mil formas y una de ellas es la que nos intenta mostrar Paco Cabezas con su primer largo "Aparecidos". Una road movie ambientada en la Argentina actual y con la dictadura pinochetista como telón de fondo.

SINOPSIS: Malena (Ruth Díaz) y Pablo (Javier Pereira), dos hermanos que recorren Argentina, descubren una noche un diario que relata unos crímenes cometidos veinte años atrás. Esa noche, el pasado y el presente se entremezclan. Ante la impotente mirada de los dos hermanos, una familia es perseguida, torturada y exterminada siguiendo paso a paso los hechos descritos en el diario...

Se ha de decir que esta película rodada en 2007, ha sido despellejada sin compasión por la crítica nacional, donde se valora poco la experiencia de un dependiente de videoclub.

La primera impresión que da el filme al verlo es de credibilidad, no tanto por la historia en sí, que aun esta por descubrir, sino por la cercanía y aspecto real y bien trabajado de la pareja de hermanos protagonistas. No se vosotros, pero yo estoy realmente harto de supermodelos y guaperas sufriendo entre litros de jarabe de grosella y también del lado opuesto, los gordos peludos y freaks mas diversos en sesiones gore con una buena dosis de ubre. Se agradece al fin ver en la pantalla alguien que podría ser tu amigo, tu novia o la vecina de enfrente.

La trama se desarrolla básicamente en las carreteras argentinas y como buen país del continente americano , la riqueza en rectas interminables y la existencia de coches antediluvianos, hace que la estética cuadre con el mas puro estilo de road movie y le de ese punto de "Matanza de Texas" que tan buen resultado da. Lo que ya es mas dificil de cuadrar y ha sido lo mas criticado de esta película, es la inclusión en la trama de las torturas sufridas por los opositores al régimen pinochetista.

Es cierto que a todos nos incomoda hablar de cosas tan desagradables como las ocurridas en la dictadura argentina y también de la española, pero esa hipocresía encubierta del callar para no saber, no creo que nos ayude a no repetir los errores del pasado, en cambio la conciencia de lo que hemos hecho mal, expuesto en forma de película de terror como ha sucedido esta vez, puede que nos sirva para ser conscientes de que si nos da miedo lo que esta pasando en la pantalla, imaginemos por un momento el terror real de la gente en mano de los torturadores fascistas, donde ningún crédito final ponía fin a su sufrimiento.

Difícil de digerir en algunos momentos, también hay que decir que esa critica política que hace el director, abre un pequeño campo al género de terror que muy poco se había tocado y que hace de esta película un título interesante a mi parecer.

Si nos alejamos del tema político y tomamos el argumento como lo que es en esencia: una venganza ectoplásmatica de los asesinados contra su verdugo, he de decir que a mi me ha gustado y me ha impactado mucho el uso de las historias paralelas distantes veinte años en el tiempo, pero que suceden una y otra vez al mismo tiempo dentro de la historia.

Poco mas que decir, he de reconocer mi debilidad por este tipo de películas con historias sencillas y cercanas, que son capaces de ponerte los pelos de punta.

VALORACIÓN: