28 dic. 2008

ULTIMATUM A LA TIERRA.

Buena Luna Criaturas.

En la linea apocalíptica del libro comentado por el Almirante "La nube púrpura", hace ya unos días que ha llegado a nuestra cartelera el remake de "The day the earth stood still", llamada en nuestro país "Ultimátum a la Tierra".

El remake de 1951 fue dirigida por Robert Wise, que en un momento donde la guerra fría entre EEUU y la URSS copaba las carteleras con películas en las que se inoculaba el miedo a los comunistas, éste se desmarcó creando una película pacifista, donde hacía una apología ecológica con tintes extraterrestres.
En la nueva revisión de este clásico del cine de ciencia ficción, se ha guardado escrupulosamente el contenido, dándole una nueva espectacularidad gracias a los efectos especiales actuales, pero guardando iconos clásicos como el "golem metálico".



SINOPSIS: Un día la Dr. Helen Benson (Jennifer Connelly) es sacada repentinamente de su casa por la Agencia de Seguridad Nacional, y llevada junto a otros científicos para intentar explicar las causas de un misterioso objeto del espacio que va a chocar de forma inminente contra la isla de Manhattan. Pero la colisión no se produce pues el OVNI, que resulta ser una nave espacial de origen desconocido, aterriza en medio de Central Park. Las extraordinarias circunstancias que siguen a tan prodigioso acontecimiento, con el planeta entero en estado de shock, llevarán a Helen a conocer a Klaatu (Keanu Reeves), un extraterrestre humanoide que dice llegar a la Tierra -aparentemente con fines pacíficos- para advertir a la población.

Dirigida por Scott Derrickson, director de "El exorcismo de Emily Rose" y "Hellraiser V", guarda plenamente el espíritu de la película original. Del reparto hay que destacar ampliamente a Keanu Reaves, que da el tirón importante a este film y que después de varios fiascos posteriores a la trilogía de "Matrix", vuelve a la pantalla para encarnar a un extraterrestre de lo mas serio.

La historia, para los que hayan visto el clásico, no tiene ninguna diferencia, lo que con el paso del tiempo y perdiendo el fetichismo del blanco y negro, hace que no sea nada del otro jueves. En su momento si que fue genial, pero hoy en día no nos aporta demasiado, ni a nivel argumental, ni a nivel de efectos, ya que la llegada extraterrestre, aunque espectacular por las esferas al mas puro estilo "Solaris", no son el punto principal y pasan rápido a segundo plano, dejando los planos para el guaperas de Keanu.

He de decir que no me ha gustado nada la interpretación que hace Keanu del protagonista extraterrestre Klaatu, que jugando un papel soberbio y superior durante todo el film, se desmorona con la labia de una científica agraciada, que logra ablandarle el corazón dando una oportunidad a nuestro sobrexplotado planeta y a nuestra especie.

En definitiva un nuevo remake con tirón taquillero, que por la falta de guiones originales en el Holliwood de hoy en día, rebusca en su pasado para ofrecernos como nuevo cosas ya usadas y que fuera de su contexto y en unos espectadores ultraexigentes con los films de ciencia ficción, ya no se dejan asombrar por gigantes metálicos con ojos rojos y extraterrestres antropomorfos y filantrópicos, que por la verbilocuencia de una mujer atractiva, posponen el ultimátum de la especie humana.

VALORACIÓN:

2 comentarios:

  1. Mala espina me daba y veo que no me equivoco.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, cuando el 80% de la superficie del cartel es la cara de Keanu, malo, malo...

    ResponderEliminar