Buena Luna Criaturas de la Noche.

Siempre he pensado que la imagen de los vampiros era una de esas imágenes del cine de terror que atraen mayoritariamente al publico femenino, con ese aire de "dandy trasnochado", figuras atormentadas que recorren la noche en busca de sangre humana, pero que siempre encuentran a esa fémina que les hace cuestionarse lo que son y que pretenden llevar a su lado por el resto de la eternidad.

No hay que decir que el amor juega un papel imprescindible en toda película de vampiros que se precie: desde el inicio creando a la bestia en un arrebato de ira contra Dios por llevarse a su ser querido como pasa en "Drácula de Bram Stroker" hasta el amor mas terrenal y carnal como pasa en "Entrevista con el Vampiro", "Blade", "Jóvenes Ocultos" y tantas otras. Sin duda el amor, aún en estos tiempos que corren, es uno de los motores de la humanidad y como no, el mas intenso sin tener que ser el mas autentico es el adolescente.

En "Crepúsculo" la película, se adapta el primero de los cinco libros de la escritora Stephenie Meyer (del que Ezzra nos hizo el comentario recientemente), conjugando los valores propios del vampirismo, la adolescencia y el amor, para traernos una historia que ha revolucionado el mundo de jovencitas y jovencitos de todo el mundo.

SINOPSIS: Bella Swan (Kristen Stewart) siempre fue una chica algo diferente, sin seguir las tendencias del resto de las chicas de su instituto de Phoenix. Cuando su madre se vuelve a casar, manda a Bella a vivir con su padre, a la pequeña y lluviosa ciudad de Forks, Washington, donde ella no espera nada. Pero entonces conoce al misterioso y atractivo Edward Cullen (Robert Pattinson), un joven que pronto demuestra no ser como los demás...

Dirigida por Catherine Hardwicke ya acostumbrada a lidiar en el mundo gris y hormonal de los adolescentes como hizo en "Thirteen" y "Los amos del Dogtown", vuelve a la carga con lo que será seguro uno de los taquillazos del año.

Adaptando fielmente el texto del libro, se nos muestra básicamente una historia de amor de ritmo pausado y en algunos momentos "ñoño" que como anécdota original tiene, como podría haber tenido otra cualquiera, la peculiaridad de que se trata del romance entre un vampiro y una humana.

La trama en sí es facilona, nada espectacular, ni novedosa mostrando a una familia de "vampiros buenos" que no matan a nadie para alimentarse y que conviven de forma pacífica con sus conciudadanos. La historia de amor es simple y poco trabajada con reacciones poco creíbles de sus protagonistas y coprotagonistas, mostrando con una naturalidad indiganante la relación cotidiana de los dos enamorados que con visitas a familiares incluidas que ofenden la inteligencia del espectador.

De la actuación de los actores, poco que decir... Mucha estética y posturitas de los vampiros tíos duros, pero que en su interior son unos trozos de pan enamoradizos que lo dejan todo por ese amor irrefrenable que a su vez despierta sus mas bajos instintos. Y del resto poco mas, Bella nos muestra un sinfín de caras con boca entreabierta de quien ama algo prohibido y que vive una vorágine de cambios en su vida que la superan por momentos.

He de decir que si lo que se busca es una película de terror, con una buena historia de vampiros, donde el amor tenga un papel importante, pero que a su vez nos muestre el atormentado mundo de los amos de la noche, desde luego esta no es vuestra película. Como mucho aquí aparecen unos vampiros malos que matan a un par de infelices, pero que están de mera comparsa de lo que es una historia de amor de color rosa pastel al mas puro estilo de Meg Ryan.

Por último si a alguien le interesan las películas de vampiros con un toque original, toques de pueblo e incluso ese tufillo adolescente que transmite "Crepúsculo" os recomiendo "Eskalofrío" de Isidro Ortiz que con muchos menos tíos cachas nos da mucho mas terror, o sino la magnífica "LET THE RIGHT ONE IN [LÅT DEN RÄTTE KOMMA IN]" ganadora del Melliès en Sitges 2008 y la mejor pelicula de vampiros de este año.

VALORACIÓN: