¡Buena Luna Criaturas!

Dentro de la vorágine de películas que tenemos ultimamente en nuestros cines, donde lo mas importante es la acción, acción y mas acción, ha llegado de forma tímida y casi desconocida una película de manufactura inglesa, que aunque a primera vista parece una nueva edición de algún tipo de bruja cría con poderes o niño huertano mago con rayo en la frente, si nos fijamos en las caras de los actores que completan el reparto junto al protagonista Brendan Fraser ("La Momia", "George de la jungla", entre otras y la próxima "G.I Joe"), algo empieza a oler raro: ¿Que hace ese grupo de, a priori, buenos actores secundarios, en una película de fantasía como esta?

Basada en la primera novela de la trilogía de la obra de la alemana Cornelia Funke y dirigida por Iain Softley, director de entre otras la mítica "Hacker's" y la especialísima "K-Pax", llega a nuestras pantallas "Inkheart".

SINOPSIS:
Meggie, cuyo padre tiene la habilidad de volver reales los personajes de los cuentos que lee en voz alta. Una noche, desafortunadamente, da vida a un villano y a su panda de secuaces. Es secuestrado y trasladado a sus dominios. Es entonces cuando Meggie, acompañada de un grupo de amigos reales y de ficción, emprenderá una búsqueda desesperada para salvar a su padre.
Lo que a mi me pasa, es que cuando voy a ver una película, mi estado de ánimo en ese momento influye mucho en la apreciación final que puedo tener de ésta y a pesar de intentar valorar una película por sus méritos, nuestras filias y fobias, siempre intervienen desde nuestro lado mas incontrolable para dejarnos buen o mal sabor de boca.
Lo cierto es que al ir a ver ésta reconozco que la falta de información, cosa que siempre me suele ocurrir porque intento no estar decantado hacia ninguna posición, hizo que todo lo que apareció ante mí fuese una sorpresa. Algo previsible al inicio,pero a medida que se desarrollaba la acción, me descubrí con una media sonrisa, disfrutando de un grato rato de diversión sin sobresaltos. Estamos muy acostumbrados a grandes despliegues visuales y aunque esta película los tiene (quizás en menor medida que otras), lo cierto es que con su ritmo sosegado pero no pausado, pasa por la pantalla como un grato divertimento al estilo de películas de aventuras familiares ya clásicas como "Lady Halcón" o "La princesa prometida".
Gran parte de los causantes de esa sensación general agradable, son los actores seleccionados para servir de soporte a la historia: Paul Bettany, en su papel de atormentado escupefuegos, Hellen Mirren, como la grandiosa tía desquiciada y Andy Serkis, como el malvado Capricorn, acompañan a la perfección a un Brendan Fraser comedido y sin ningún punto histriónico, que le da un nuevo registro a sus interpretaciones en este tipo de películas.

Otro punto a favor es la mezcla del imaginario popular de los cuentos con el mundo contemporáneo, dejando un poco de lado la estética épica digitalizada, que tan saturada ha tenido la pantalla en los ultimos tiempos. La estética de los personajes extraídos de los libros de forma incompleta con los restos de las frases marcadas en sus cuerpos, le da una impresión onírica muy original, a pesar de usar un recauchutado de personajes tan trillados como Minotauros y Unicornios.
En definitiva una película entretenida, sin pretensiones, pero con un guión original (dentro de lo trillado de este género) que hace que una tarde de domingo cualquiera, pase de forma agradable entre olores de palomitas y sorbos de refresco.
VALORACIÓN: