El otro día me brindaron la oportunidad de ver el preestreno de "Transformers: La venganza de los caidos", la verdad es que no iba muy entusiasmada, no había visto la primera así que no tenia ni idea de si iba a disfrutar o iba a ser un bodrio terrible. Eso sí, recordaba con la memoria muy fresca la serie de dibujos que habían emitido cuando yo era pequeña, con los Decepticons y los Autobots... Guardaba un cariñoso recuerdo, así que cogí la moto y me dirigí al cine un jueves por la mañana ( raro,raro...) cogí un buen sitio y me deje caer tal cual.

Empezó la película, fue un shock de entrada verla subtitulada, pero pensé que era lógico que en el peestreno la emitan en v.o, así uno también puede valorar la película desde el original y aunque en España hay muy buena escuela de dobladores, para valorar la interpretación de los actores, mejor original.



SINOPSIS:

Han pasado dos años desde que el joven Sam Witwicky (Shia LaBeouf) salvara al universo de una decisiva batalla entre dos razas de alienígenas robóticos en guerra. Pese a su extrema heroicidad, Sam sigue siendo un adolescente normal con las preocupaciones cotidianas de prepararse para ir a la universidad, dejando atrás a su novia Mikaela (Megan Fox), y separándose por primera vez de sus padres. Por supuesto, además está la carga adicional de tener que intentar explicar su partida a su amigo más reciente y robot guardián suyo, Bumblebee. El objetivo de Sam es llevar una vida universitaria normal, pero para hacerlo, deberá olvidar su destino. Mientras Sam ha hecho todo lo posible por dejar atrás el conflicto de Mission City y volver a su rutina diaria, la batalla entre los Autobots y los Decepticons, aunque haya sido un incidente súper secreto, ha provocado muchos cambios. El Sector 7 ha sido desmantelado y su soldado más leal, el agente Simmons (John Turturro), despedido sumariamente. En su lugar se ha creado una nueva agencia, NEST. Empleando mandos con experiencia de campo como Lennox (Josh Duhamel) y Epps (Tyrese Gibson), NEST pretende trabajar codo con codo con los Autobots para evitar otra confrontación mortal con los Decepticons. Por desgracia, un asesor de seguridad del gobierno, Theodore Galloway (John Benjamin Hickey) tiene muy poca previsión como para comprender totalmente los inexorables peligros que acechan. Dispuesto a hacerse con el control de todas las organizaciones de defensa, junto con su potencial de poder, y al mismo tiempo deshacerse de lo que él considera un frívolo gabinete gubernamental, Galloway se esfuerza por acabar con NEST, creyendo que toda amenaza de guerra ha desparecido hace tiempo.

Quizás sea un poco friki, pero he disfrutado de lo lindo con esta película. Salí del cine completamente alucinada más de 150 minutos de acción, con espectaculares efectos especiales en lo relativo a la auténtica vida que cobran los robots, que me ha hecho pensar en lo difícil que tiene que ser rodar una película así, entre los actores reales, los elementos de animación, explosiones y demás, ha tenido que ser un reto increíble.

Claro que Michael Bay es un especialista en ésto. Repasando su filmografía nos encontramos títulos que lo atestiguan, como La Isla, o Armaggedon, Pearl Harbour, La Roca, etc. Sin olvidar al productor ejecutivo y todopoderoso semidios del cine que hay detrás: Steven Spielberg, un auténtico genio.

Uno de los aciertos, sin duda, es lo bien que está llevada la animación de los Transformers, a cargo de los especialistas de la Industrial Light & Magic (que tan buena renta le sacaron a su paso por Star Wars). Tanto los buenos como los malos, cuando se transforman en vehículos, lo hacen de forma increíble, lo malo quizás es que cuando se pelean la velocidad de la cámara aumenta de tal modo que al final es difícil seguir el hilo de la acción.

Se mezclan escenas de acción, con los soldados pegando tiros y los robots haciendo de las suyas, con otras en las que reina el humor tontorrón, de la gracia fácil, pero efectiva. Esos momentos proporcionan el relax que, dosificado entre las escenas en las que se mueve hasta el suelo, hacen que la película se haga corta, aunque casi llegue a las 2 horas y media.


Preparaos público masculino, disfrutareis de lo lindo con el montón de bellezas que se dejan ver por la película, algo tremendo.


VALORACIÓN: