Buena Lunas criaturas!

Si el anterior clásico de cine que comentamos era la piedra angular de el cine de ciencia ficción, el que comentaremos hoy se puede decir que es el abuelo de todo cine de terror.

La película "Nosferatu, eine symphonie des grauens", porque esto si que se puede llamar ya una película, del director alemán F. W. Murnau del año 1922, fue rodada en blanco y negro (aunque en ella se juega con dos tonos, blanco y negro y sepia en las apariciones de Orlock) en Alemania, basándose en la celebre novela del inglés Bram Stoker Drácula de 1897. Aunque su director intento no utilizar nombres aparecidos en la novela de Stoker, la similitud entre el Conde Orlock de "Nosfertu" y el Conde Drácula de la novela, hizo que la viuda de Stoker denunciase a Murnau por plagio y se destruyesen la mayoría de las copias de la película.

Independientemente de los temas legales sobre la originalidad del film, hemos de decir que hoy por hoy se considera "Nosferatu, eine symphonie des grauens" como uno de los principales exponentes del cine expresionista alemán y base para el desarrollo de multitud de películas posteriores del genero de terror. Novedosa en el uso de maquillajes y escenografías propias del movimiento expresionista, introdujo al cine en el uso de las luces y sombras para dar el ambiente adecuado a cada situación, que consigue mantener la desagradable sensación mas de ochenta años después. También hay que destacar la interpretación del actor alemán Max Schreck, que se ha considerado como uno de los mejores actores del cine mudo alemán y sobre el cual hay oscuras leyendas sobre si era realmente un vampiro.

Pero ya entrando en la película en sí, Thomas Hutter es un empleado de una compañía inmobiliaria en Wismar, Alemania, que vive tranquilamente con su esposa. Un día su jefe, Knock, recibe una extraña carta escrita con símbolos que reconoce como del Conde Orlok, quien desea comprar una casa en Wismar. Knock envía a Hutter a los Cárpatos para concretar con el Conde Orlok la venta de la casa. Hutter deja a su esposa Ellen en casa de su amigo Harding y se embarca.

Cerca de su destino, Hutter se hospeda en una posada en la cual menciona que se dirige a ver al Conde Orlok. Todos los presentes se aterran de sólo escuchar el nombre del Conde y tratan de convencerlo de no ir. Hutter encuentra en su cuarto un libro sobre vampiros el cual tilda de supersticioso, pero que mantiene consigo como material de lectura. Al día siguiente parte hacia el castillo. Un cochero contratado lo lleva hasta el bosque que rodea el castillo, pero se niega a cruzar el puente que cruza hacia el castillo. Al rato, un cochero misterioso se identifica como cochero del Conde. Este lo lleva a una velocidad naturalmente imposible. En el castillo es recibido por el Conde Orlok quien le invita una cena, pero mientras Hutter come, éste se dedica a leer la carta de parte de Knock. En un momento, Hutter se corta el dedo y Orlok trata de chuparle la sangre, pero es detenido por el crucifijo que portaba en el cuello. Hutter se queda finalmente dormido y al despertar amanece con dos heridas en el cuello que atribuye a los mosquitos.

A la noche siguiente concreta la firma de los documentos legales para la transacción de la casa. Hutter encuentra el libro sobre vampiros en su maleta y empieza a sospechar que Orlok es un vampiro. Conforme la noche avanza, Hutter se esconde en su habitación, pero la puerta es abierta por Orlok, quien entra. Al mismo tiempo, Ellen es descubierta caminando dormida y cae en un estado como de coma precisamente después de gritar el nombre de su esposo. El grito parece provocar que Orlok deje de lado a Hutter.

A la mañana siguiente, Hutter explora el castillo y descubre la cripta donde Orlok duerme en un ataud durante el día. Paralizado por el miedo, logra llegar a su cuarto donde observa, por la ventana, que se están llevando los ataúdes y que en el último va el Conde Orlok. Finalmente, se descuelga por una ventana, pero cae herido. Durante el viaje a Wismar, el barco en que Orlok viaja es invadido por ratas que salen de los ataúdes y sus tripulantes mueren misteriosamente. Por otro lado, Hutter se encuentra en un hospital, del cual trata de escapar para avisar a los pobladores de Wismar acerca de la amenaza que les acecha.

En Wismar, la llegada del vampiro causa una plaga de ratas que causa la muerte de sus pobladores. Hutter también llega y se reúne con su esposa. Ella lee el libro sobre vampiros, a pesar de la negativa de su esposo, y aprende que para matar al vampiro una mujer de corazón puro debe entregarse voluntariamente antes de que cante el gallo. Finalmente, Nosferatu se dirige hacia ella, quien se entrega voluntariamente a él precisamente cuando el gallo inicia su canto. Nosferatu muere en una nube de polvo y con él, la plaga.

Sin duda una película clasica que no podíamos dejar pasar y que aunque con una entradilla algo penosa, podéis disfrutar directa e íntegramente a continuación. Cuidad vuestros cuellos criaturas el Conde Orlock parece levantarse de su ataúd!