8 oct. 2008

Death Race: La carrera de la muerte.

Buena Luna Criaturas!

Entre película y película del Festival de Sitges, todavía nos acordamos de nuestros que haceres de "CRIATURAS DE LA NOCHE" y hemos encontrado un hueco para poder ver "Death Race: La carrera de la muerte" un nuevo remake de una película de 1975 que se titulaba "Death Race 2000".

SINOPSIS: Una penitenciaría atestada de presos inspiró a los carceleros para crear un pasatiempo tan cruel como lucrativo. Presos capaces de todo, un público global hambriento de violencia televisada y un ruedo espectacular se unen en DEATH RACE. El tricampeón de velocidad Jensen Ames (Jason Statham) es todo un experto a la hora de sobrevivir en el desértico paisaje en el que se ha convertido el país. Cree haber cambiado de vida, pero el ex convicto es acusado de un terrible crimen que no ha cometido. La directora de Terminal Island (Joan Allen) le obliga a ponerse la máscara de Frankenstein, un favorito del público al que parece imposible matar, y le da dos opciones: competir o pudrirse en una celda. Con el rostro escondido detrás de la máscara metálica, el preso deberá sobrevivir a los tres días más terribles de su vida, enfrentándose a los peores criminales procedentes de las cárceles más duras del país si quiere salir libre. Al volante de un monstruoso coche armado con ametralladoras, lanzallamas y lanzagranadas, este hombre desesperado será capaz de destruir todo lo que se interponga en su camino para ganar el juego de masas más retorcido de la Tierra.

El director Paul W.S. Anderson implicado con anterioridad en proyectos como: Resident Evil: Extinción 2007, Alien Vs. Predator 2004,Resident Evil 2 - Apocalipsis 2004, se encarga de llevar este nuevo remake de la carrera de la muerte.

He de decir que aunque a priori la conjunción de coches modificados, tíos duros, balas, chicas guapas y un nuevo mundo desmoronado puedan servir como gran reclamo, la verdad es que la película se deshincha rápidamente al ver que solo es un derroche de balas y velocidad que no conducen a nada.

Si a todo ello unimos el hieratismo del actor principal Jason Statham, que no se si es pose o su gran manera de transmitir con el metodo Stanislavsky, la película es un divertimento visual al mas puro estilo videojuego sin ninguna sustancia mas allá de los amasijos de hierro.

Reconozco que es difícil hacer una buena película, pero los millones que se han gastado en efectos, no estaría de mas que los hubiesen dedicado a crear una buena historia. Entendedme, que si hay que poner tiros y coches, me parece perfecto, pero estoy harto de historias simplonas que nos venden con grandes campañas de marketing que luego se deshinchan en la primera media hora.

Mi recomendación es que veáis el clásico, que no es que sea buena, pero os reiréis un rato y sobretodo no os costará un pastón en le cine.

VALORACIÓN:

No hay comentarios:

Publicar un comentario