Buena Luna!

Como ya anunciamos hace tiempo "MIRRORS" de Alexandre Aja, ha sido la seleccionada para la gala inaugural del Festival Internacional de Sitges 2008 y ayer tuvimos la oportunidad de verla en primicia.

SINOPSIS: Carson, guarda de seguridad, ex policía (Kiefer Sutherland), se ve implicado en unos extraños acontecimientos relacionados con unos espejos de unos grandes almacenes, los cuales parecen sacar el lado más oscuro de las personas. Si quiere salvar a su mujer y a sus hijos de una muerte horrible, Carson tiene necesariamente que descubrir la verdad que se esconde tras los espejos.
En esta ocasión el director francés de las flojas "Parking2" y "Las colinas tiene ojos 2", adapta de forma totalmente libre en un remake especial la película surcoreana "Geoul sokeuro" (El otro lado del espejo), dirigida por Kim Seong-ho en 2003.

Esta película ya tenia visos antes de su estreno de ser un fracaso estrepitoso, mas sabiendo que se considera a la original surcoreana en muchos casos como la punta de lanza del declive del cine asiático. Pero para mi sorpresa y después de comprobar que una vez mas los prejuicios a priori pueden darte mas de una sorpresa, he de decir que este remake es uno de los mejores que he visto en lo que llevamos de año. Esto no quiere decir que sea una gran película, pero para lo que hemos podido ver, desde luego lo mejora con creces.

Para lo que nos tiene acostumbrado el director, la verdad es que la película se prodiga poco en sangre y vísceras, pero por el contrario nos ofrece unos escenarios oscurantistas e intrigantes, impactantes desde el punto visual, donde los espejos son los principales protagonistas.

La actuación de Kiefer Sutherland en el papel de ex poli alcohólico y separado, con problemas personales que abandona todo y se aferra a la resolución del que podría ser su ultimo caso, esta bien llevado y desde luego es quien imprime algo de intriga y ritmo a la película.

La historia esta bien llevada y a excepción de los ultimos 15 minutos antes del final, la trama es interesante y nos muestra bien la angustia del que no es comprendido. Por otro lado la resolución del problema de los almacenes en la sala de espejos lo encuentro nefasto, asi como el abuso del aleteo de palomas que hace el director para darnos sustos descafeinados.

Lo mejor para mi el final y lo peor la monja Mary Shelly con superpoderes a lo Son Goku.

VALORACIÓN: