TITULO: "LOS ZOMBIS QUE SE COMIERON EL MUNDO".
Ed: Made in Hell, NORMA EDITORIAL.
Pág:204.



Buena Luna Criaturas!


Bien es sabido por todos aquellos, que de forma mas o menos habitual visitáis esta página, de mi filia por el mundo de los zombies y de como en otras ocasiones he comentado películas o publicaciones que tiene que ver con este submundo dentro del género de terror.


Como la mayoría de vosotros sabéis, el primer ser humano que mostró en la gran pantalla a los zombies, fue su padre cinematográfico George A. Romero, que usando a estos subseres desperdicios de lo que antaño habían sido humanos, nos enseña los instintos mas bajos de la humanidad y nos toca la moral con su sucesión de críticas sociales en cada una de las secuelas de aquella magnífica "La noche de los muertos vivientes", de la que este año se celebra el 40 aniversario.


Pues bien, el otro día trasteando en mi tienda de cómics habitual, descubrí este tomo recopilatorio titulado: "LOS ZOMBIS QUE SE COMIERON EL MUNDO" de Jerry Frissen guionista de origen belga y Guy Davis dibujante de AIDP, que nos muestran su visión particular de lo que podría ser un alzamiento de los no vivos.
Con una historia situada en Los Angeles en un futuro no muy lejano, 2064, donde los muertos se alzan de sus tumbas, pero esta vez no para comerse a los vivos sino para convivir con ellos. Después de que el gobierno de los Estados Unidos decrete que se ha de proteger a todo no muerto que se encuentre cada particular, la población de ese futuro no muy lejano es de lo mas peculiar, con mestizos amoríos entre unos y otros y perjuicios por supuesto. Como en toda convivencia que se precie, pronto empiezan a haber roces entre los no muertos y los vivos y ahí es donde entran en juego los protagonistas de este cómica: Karl Neard y Freddy Merckx, que crean una especie de empresa que se encarga de los "zombis molestos".

Historia ingeniosa y muy novedosa para un tema tan trillado como el de los zombis. El cómic que edita en España Norma Editorial, es uno de esos cómics imprescindibles para los apasionados del género y una buena manera de descubrirlo para los neófitos. Buenísimos diseños de personajes, grandes dibujos de zombis y violencia explicita y extrema con los no muertos hacen de este uno de esos cómics redondos, que guardas como oro en paño en la bolsita de plástico correspondiente.

La estructura narrativa también es novedosa y aunque al principio se me hacia algo extraño lo corto de los hilos argumentales, la verdad es que toman consistencia a media que avanza la história y te da una idea de situación a través de las pequeñas aventuras de la vida diaria de sus protagonistas y de los entresijos de un mundo, donde parece que los malos no son precisamente los que se han alzado de sus tumbas.
Brillante crítica social actual, guardando la mas pura esencia del uso de los zombis como alter egos de la sociedad actual, con sus grandezas y sus miserias.

Simplemente GENIAL!