Buena Luna!

Ya volvemos a estar aquí para hablar un poco del nuevo estreno de esta semana, "MAX PAYNE", no es un remake, pero se le asemeja bastante porque es la adaptación al cine de la mano de Jhon Moore del videojuego del mismo nombre que desarrolló la compañía finlandesa Remedy Entertainment como un juego de acción en tercera persona y en 3D.
SINOPSIS:

Max Payne es un policía atormentado por la trágica pérdida de su familia y que tiene poco respeto por las reglas cuando debe investigar una serie de misteriosos asesinatos. Tiene una lucha interna consigo mismo.

La verdad es que lo que impresiona a primera vista de esta película es la estética oscurantista y claustrofobica de la gran urbe donde se desarrollan los hechos. Una vez pasada esa buena primera impresión, unido a un comienzo angustiante que nos devuelve a la trama en forma de flashback, lo que nos queda es un Mark Wahlberg ( el mega pánfilo inexpresivo de "El Incidente")que con su pose de tío duro e inexpresivo, ronda por al ciudad en busca de los asesinos de su familia. Esta pose de tío duro pronto deja de admirar para pasar a cansar al personal, teniendo Mark (como es habitual por otro lado) una actuación sosa, que evita que te pongas en su papel de vengador justiciero dispuesto a saltarse todas las reglas con tal de averiguar la verdad de la muerte de su esposa y su bebé.

Siendo en algunos casos un "Matrix" de baratillo, con balas extralentas y tiros a gogó, la película nos lleva por una trama lenta y recurrente, que nos depara entre poca y ninguna sorpresa durante lo larga que se hace la película.
Si no nos dejamos embelesar por el par de bellezas de turno (Mila kunis y Olga Kurilenko) que nos muestran muslos y pechugas, la película en si no deja de ser una mera recreación de la estética que nos muestra el videojuego sin nada consustancial que sirva de apoyo para que merezca aguantar los 100 minutos que dura la película.
Una vez despellejada dicha aberración hecha película, volver a insistir en algo que hacia tiempo que no comentaba y es, la total y absoluta falta de ideas de los creativos americanos, que después de pasar un huelga de guionistas con remake, tras remake, no nos muestran mas que basura adaptadora de pésima calidad y nula novedad.
VALORACIÓN: